Lo que NO debes hacer en tu estrategia de Marketing Digital

Lo que NO debes hacer en tu estrategia de Marketing Digital

A veces, cuando estamos diseñando una estrategia de Marketing Digital podemos caer en la tentación de querer implementar algunas acciones que, aunque pueden ahorrarnos mucho tiempo y esfuerzo, no son recomendables ya que lejos de ayudarnos, pueden causar el efecto contrario al no generar ningún valor o, lo peor, causar una mala experiencia.

Estas son las prácticas que NO debes hacer en tu estrategia de Marketing Digital:

Comprar seguidores

La idea de comprar seguidores para los perfiles sociales de tu empresa resulta ser muy tentadora, sin embargo, al hacerlo estás comprando cantidad y no calidad, sí, se va a ver muy bonita tu página de Facebook con miles de «seguidores» pero ¿qué vas a obtener de ellos?

Al comprar seguidores estás comprando un número y no gente interesada en tu contenido, que va a interactuar con tus publicaciones y que probablemente va a comprar tu producto o servicio.

Lo que puedes hacer:

Implementar una campaña de contenidos atractiva y pensada en generar valor a tu público objetivo, con esto generarás seguidores reales y de calidad para tus perfiles.

Comprar bases de datos

Lo mismo que en el punto anterior, estarás comprando un número y no calidad, sí, tu mail llegará a miles de personas pero ¿van a abrir el correo? ¿Les va a interesar tu contenido? ¿Te van a llamar para pedir información? Probablemente no, porque la gente que lo reciba NO pidió recibir esa información.

Lo que puedes hacer:

Diseñar una estrategia para generar tu propia base de datos calificada, puedes implementar un newsletter, ofrecer descargas o inscripciones a eventos a cambio de un registro, etc. Con esto te asegurarás de que la gente que reciba tu información sí esté interesada y además, le estarás hablando a tu cliente perfecto y le estarás ofreciendo contenido de valor.

Promocionar publicaciones en redes sociales sin una estrategia

Otra opción que es muy tentadora, ¡suena tan fácil! Sin embargo, si no tienes una estrategia detrás es probable que la inversión no genere resultados satisfactorios, es decir, sin una estrategia difícilmente vas a «enganchar» a tu cliente perfecto o buyer persona y estarás tirando tu inversión a la basura.

Lo que puedes hacer:

Diseñar una estrategia social que vaya acorde a tus objetivos y a las necesidades de las personas a las que les quieres hablar, con esto podrás definir el tipo de contenido, copy, segmentación y hasta el presupuesto necesario para obtener los resultados esperados.

Diseñar e implementar una estrategia digital no es tarea fácil, requiere de mucho trabajo y aveces la idea de irnos por el camino más fácil suele rondar en nuestra cabeza, pero créeme estos caminos te puede llevar a resultados desastrosos por lo que lo más recomendable es ir por el camino largo sin sacrificar calidad e invirtiendo nuestros recursos estratégicamente.

Hasta la próxima…