¿Qué es un estratega digital? Parte 1

¿Qué es un estratega digital?

La llegada del COVID-19 ha cambiado las reglas del juego en todos los sentidos, las empresas están comenzando a replantear sus estrategias digitales para lograr alcanzar sus objetivos de negocio y adaptarse a esta “nueva realidad”.

Por lo anterior, la figura del estratega digital está tomando relevancia ya que ahora es necesario que las empresas cuenten con un experto que tenga la capacidad de liderar los cambios que necesitan para hacer frente a esta “nueva era digital”.

¿Qué características debe tener un buen estratega digital?

La experiencia es fundamental para poder afrontar los retos que esta posición requiere, que generalmente se llama Digital Marketing Manager, debe ser capaz de especificar el propósito del proyecto, llevar a cabo un diagnóstico de la situación digital actual, realizar un análisis detallado de la competencia, establecer prioridades, así como un plan de acción, seguimiento y evaluación constantes.

Lo más recomendable es que cuente con una sólida experiencia y haya ocupado puestos clave durante su trayectoria, ya que será la cabeza del equipo digital y, en algunos casos, también coordinará a las diferentes agencias. Debe ser un buen líder, entender el funcionamiento de las herramientas, mantener una comunicación constante y saber implementar las acciones necesarias para guiar y apoyar a su equipo.

¿Cómo hace su trabajo un estratega digital?

El trabajo de un estratega digital no es fácil, para poder diseñar e implementar una estrategia es necesario que realice diferentes acciones:

Análisis previo

Antes de lanzarse al diseño de una estrategia y su implementación, el estratega digital debe saber en dónde está parado, debe conocer el nivel de madurez digital de la empresa y sus principales competidores con el objetivo de identificar áreas de oportunidad y posibles rutas de acción, para lograrlo es necesario que lleve a cabo un análisis de los siguientes puntos:

  • Propiedades digitales de la empresa: Se trata de conocer con qué propiedades digitales cuenta la empresa (sitio web, aplicación móvil, página de FB, perfil de IG, landing pages, etc.), cómo funcionan (¿la navegación del sitio es amigable, es responsive?, ¿cuántas veces a la semana se postea en los canales sociales?, etc.) y qué resultados tienen (visitas al sitio, conversiones, descargas, engagement, etc).

  • Campañas digitales anteriores: En este paso el estratega digital debe analizar las implementaciones digitales anteriores (campañas) con el objetivo de obtener información relevante y detectar áreas de oportunidad.

  • Análisis de la competencia: Analizar a su competencia le permite al estratega digital tener una visión global de la industria, detectar fortalezas y debilidades, conocer mejor al público objetivo y los más importante, tomar la delantera.

Definición del buyer-persona, ¿a quién le va a hablar?

El buyer-persona es la representación semi-ficticia del cliente ideal, esa persona que ilustra los desafíos y obstáculos que de manera realista se interponen entre la marca y el público objetivo.

Para construirlo, el estratega digital debe ver al consumidor más allá de un número, de un target, debe analizarlo como persona, es decir, entender sus necesidades, miedos, aspiraciones, entender cómo compra, a qué hora, en qué perfiles sociales es activo, etc.

Mientras más información tenga sobre esa persona “ideal”, el estratega podrá construir una estrategia digital más certera, pues estará basada en las necesidades de su buyer-persona.

Estas son las acciones que un estratega debe hacer antes de crear una estrategia digital, en la próxima entrada les contaré los pasos que debe seguir para, ahora sí, diseñarla e implementarla.

Hasta la próxima…